Historia

Un poco de historia de la Brasería De Cuellar

El restaurante La Brasería de Cuéllar nació en 2012, con la intención de servir a nuestros clientes la carne de buey más tierna y selecta, junto con nuestros pinchos de lechazo más sabrosos, todo ello asado con sarmientos de la Ribera de Duero. Aunque la idea surge en 2009, teniendo claro que el local debe construirse “en torno a las brasas”, es ahora cuando se hace realidad un sueño: servir la mejor calidad a buen precio. 

La zona en la que se brasean la carne, el pescado y los pinchos, es la que prima sobre el resto de áreas en las que está dividido el local.

Una decoración moderna, contemporánea y acogedora, mezcla de tradición y modernidad, está presente en los comedores de las dos plantas que forman La Brasería. Los amplios espacios de luz y calidez se reparten a partes iguales por todo el local.  Los clientes, sentirán “nuestra pasión por las brasas”.

El local dispone de una amplia cava de vinos con más de 70 referencias de conocidas denominaciones de origen: Ribera del Duero, Rioja, Rueda, Rías Baixas, Toro, Cigales, etc.

Nuestros cocineros, con 30 años de experiencia, son especialistas en pescados y carnes a la brasa: pinchos de lechazo y chuletones de buey. Sin olvidarnos de la cocina castellana tradicional. Vea la carta.

Tenemos ganadería propia desde 2006 con las mejores piezas de carne y también nos sirven proveedores en zonas con la mejor tradición ganadera: Salamanca, Sevilla y Galicia.

historia-01

historia-02

historia-03